◀ All Blog Posts

UNOS MINUTOS DE PAZ CINCO EJERCICIOS PARA DISFRUTAR DEL PRESENTE (4/5)

By Dr. Alma Duran

SAT JUL 21, 2018

Esta es la cuarta entrega de la serie que inicié hace algunas semanas. En ella deseo compartir contigo cinco formas simples en que puedes practicar Mindfulness, la consciencia plena de estar en el presente.
¿Te ha pasado que te sientes tan ansios@ que no sabes que hacer, o que estás muy abrumad@ y/o acelerad@? Estas experiencias son indicadores de que nos beneficiaría cultivar una actitud mas serena ante aquello que nos reta. Hoy te ofrezco una técnica muy útil para contrarrestar esas respuestas al estrés.
Pero primero hay que entender porqué tendemos a irritarnos. Nuestro cuerpo y mente están equipados con mecanismos de orientación. Ante situaciones que percibimos como amenazantes ciertas reacciones se activan de manera casi automática y, si lo permitimos, entramos en lo que se conoce como un modo de lucha, fuga o parálisis. Reaccionamos con agresión, nos enojamos, o nos quedamos perplej@s. Claro que esto puede ser muy útil si estamos siendo perseguid@s por un animal salvaje o en alguna otra situación peligrosa: esos mecanismos nos indican que hacer en relación a una amenaza. Pero muchas veces no se trata de un riesgo inminente, sino de una sobrerreacción por parte nuestra. De ahí el que sea benéfico el explorar esos mecanismos pero desde un estado de tranquilidad y control, así podrás decidir con claridad cual es la respuesta apropiada. Se trata de cultivar una mejor conexión entre nuestro cerebro y nuestro cuerpo, fomentando la ecuanimidad.
La próxima vez que sientas angustiad@ –o que algo te irrite y creas que vas a perder el control de ti mism@– tómate un par de minutos para conectar con el momento presente y controlarte con este simple ejercicio: se trata de flexionar tu cuerpo hacia adelante y respirar tranquilamente. Aquí las instrucciones paso a paso.

1. Puedes empezar ya sea de pie o sentad@ en una silla, sintiendo le contacto firme con el piso/la silla.
2. Cierra los ojos y relájate lo más posible.
3. Respira varias veces lo mas lento que puedas, tratando de que la inhalación y la exhalación sean suaves y más o menos iguales en duración. Si quieres exhalar por la boca está bien pero, por favor, inhala siempre por la nariz.
4. Con una inhalación pon tus manos sobre tus muslos (imagen 1); al exhalar deja que tus dedos se deslicen en dirección a tus tobillos (imagen 2). Con la siguiente inhalación regresa tus dedos hacia los muslos- ello te traerá a la posición erguida en que iniciaste.


5. Repite el paso número 4 –subir y bajar al ritmo de tu respiración¬– a lo menos 10 veces. Cada vez mantén todo tu cuerpo lo más suave posible y esmérate en notar todas las sensaciones que experimentes: sonidos, pequeños estiramientos, áreas de tensión y de suavidad, etc. Mientras mas observes lo que pasa en el presente, menos pensarás en otras cosas y te podrás relajar.

Te invito a que disfrutes de esta sencilla pero efectiva forma de crear unos momentos de calma en tu vida. Paulatinamente te darás cuenta de que hay mucho que puedes hacer por ayudarte a ti misma.

Con mis mejores deseos para ti,

Alma Duran
#yogaenmerida #yogaconalma #yogaestres #yogaansiedad#mindfulness #concienciaplena #yogaconalmaenmerida #relajacion#bienestar