◀ All Blog Posts

TIMBRES, CAMPANAS, SONIDOS CINCO EJERCICIOS PARA DISFRUTAR DEL PRESENTE (5/5)

By Dr. Alma Duran

WED JUL 25, 2018

Esta es la quinta entrega de la serie que inicié aquí en esta página hace algunas semanas. Mi intención fue compartir contigo cinco formas simples en que puedes practicar Mindfulness, la consciencia plena de estar en el presente. En esta última contribución quiero invitarte a que experimentes los sonidos de una forma diferente.
La cultura en la que vivimos nos condiciona a que en cuanto el teléfono suena tenemos que contestar rápidamente, interrumpiendo lo que estemos haciendo. Sin embargo, en realidad, se trata de una elección. Podemos perfectamente dejar que timbre dos o tres veces y utilizar esos sonidos como un recordatorio de que estamos vivos y respirando. Esta es la enseñanza llamada Telephone Meditation, que aprendí directamente de mi maestro Thich Nhat Hanh, a quien cariñosamente llamamos Thây. En español podríamos llamar a esta práctica la Meditación del Teléfono. Aquí los pasos:

1. Cuando escuches el teléfono timbrar, para lo que estés haciendo.
Tómate el tiempo para respirar profunda y conscientemente un par de veces antes de responder.
2. Durante la inhalación repite mentalmente: calmo mi mente y mi cuerpo.
3. Durante la exhalación repite mentalmente: me siento feliz de estar viv@

Cuando contestes la llamada estarás más tranquil@ y con una mejor disposición de escuchar a quien te esté buscando. Cierto: el teléfono timbrará dos o tres veces antes de que conteste. Si es importante te esperarán, si no tu interlocutor tiene la alternativa de dejar un mensaje, que al fin de cuentas para eso es el buzón de voz. Esta es, como te puedes dar cuenta, una práctica que también refuerza tu independencia: no tienes por qué ser esclavo de la tecnología, sino que ésta te debe ser útil a ti.

Este ejercicio de regresar a nuestra respiración y cultivar la consciencia plena gracias a la invitación de un sonido puedes aplicarla a otras fuentes sónicas. Yo lo practico especialmente cuando en medio del tráfico otros conductores se desesperan y empiezan a sonar sus bocinas: simplemente sigo respirando y repitiendo mentalmente mi mantra. Mientras que ellos se estresan, yo aprovecho para refrescarme. También recurro a ella cuando escucho las campanas de la Iglesia de Santiago ¬–que está cerca de casa ¬– o cuando alguien timbra a la puerta: todos los sonidos son invitaciones a practicar la consciencia plena.

Aprovecho para ofrecerte aquí un par de ligas donde puedes aprender más de las enseñanzas de Thich Nhat Hanh:

La primera ofrenda es una sesión titulada “Consciencia plena y la libertad de parar”, que ha sido subtitulada en español.
https://www.youtube.com/watch?v=zj46C-XEsHo

La segunda fuente es el hermoso poema titulado El Canto de la Gran Campana, de la autoría de Thây, leído por él mismo y cantado en vietnamita. Ha sido visualizado con imágenes bellísimas.
https://www.youtube.com/watch?v=Ggoun5VGq4A

Espero que disfrutes de esta práctica. Sin duda enriquecerá tu calidad de vida.
Sinceramente,

Dra. Alma Duran
Fotografía: Quino Al